Archivo de la etiqueta: Santa Claus

Cuento de Navidad

arbol-de-navidad-en-el-aeropuerto-griego-de-spata

Cae la lluvia sobre el aeropuerto, es víspera de Navidad, dentro cada vez más y más gente se reúne, quieren aprovechar  las vacaciones para reunirse con los suyos. El ambiente es tenso y aún la muchedumbre, todos están solos. Las pantallas van anunciando los destinos y las diferentes horas de embarque hasta que aparece CANCELLED en uno de los destinos. Y seguidamente otro, y otro, y otro. El murmullo de las personas empieza a crecer debido a los primeros nervios. Los altavoces de la megafonía anuncian la fatídica noticia. Todos los vuelos quedan paralizados por la tormenta, hasta nuevo aviso.

Los nervios crecen y las colas en las compañías también. Cada individuo tiene su historia, sus porqués del viaje, pero el tiempo impide los reencuentros y las vacaciones. Mientras los adultos hacen largas colas de espera, con empujones y malas caras, los niños nerviosos y cansados de esperar empiezan a corretear y a jugar entre ellos, alrededor del majestuoso y gran árbol de Navidad que hay en la terminal, da igual el idioma en que hablen, la edad, la cultura o la religión que practiquen, ellos juegan abstraídos de la realidad.

Las compañías aéreas se disculpan porqué no pueden redistribuir a los pasajeros en hoteles debido a que todos tienen el cartel de lleno. Poco a poco todo el mundo entra en resignación, empiezan a distribuirse por el aeropuerto, dispuestos a pasar la noche buena de la mejor forma posible.  Las familias recogen a los niños y les explican la realidad, no podrán viajar y se tendrán que quedar a dormir allí… Un niño de gran inocencia viendo a su mamá triste le agarra la mano y con ojos grandes y llenos de ilusión le dice: “seguro que Santa Claus sabe estamos aquí y los regalos nos los dejará en el árbol de la entrada.”

La familia del lado lo escucha y los adultos se miran… no pueden dejar que los niños pierdan la ilusión por la Navidad, se tiene que hacer algo… todo el mundo tiene regalos en las maletas. Regalos para los abuelos, los hermanos, los amigos… Las aerolíneas reparten la comida. La noche cae sobre aeropuerto y los niños cansados se van durmiendo. Un padre con sus 3 hijos dormidos empieza a remover la maleta y saca 5 regalos, los agarra y los lleva al árbol de Navidad y los deja debajo. Seguidamente otra familia hace lo mismo. Una señora mayor también saca los que tenía destinados para sus nietos. Sucesivamente todo el mundo deja algún paquete, todos sin nombre, da igual, lo importante es mantener la magia de la Navidad.

Los primeros rayos de sol entran en el aeropuerto, la tormenta ya se fue, en megafonía empiezan a sonar las primeras notas musicales  una niña se despierta y ve los regalos bajo el árbol. Emocionada grita “¡Regalos!”. Los niños contentos empiezan a abrir sus regalos de Navidad, los adultos también tiene los suyos, da igual que no haya nombre, todos tiene el suyo. Colonias, juguetes, fulares, mochilas, muñecos…  Todos con sonrisas y alegría en las miradas, los niños ilusionados, Santa Claus no los olvidó…

Poco a poco, las aerolíneas empiezan a anunciar que los pasajeros serán distribuidos en los vuelos del día. Las colas regresan, los empujones y las prisas… La vida regresa a la normalidad. Pero por un momento, todos han podido disfrutar de la Navidad. Los adultos quieren olvidar, pero los regalos les recuerdan lo que pasó. Los niños se van contentos con sus regalos, que probablemente quedarán olvidados en un armario o estantería, pero el recuerdo lo de ésa noche de Navidad, seguirá en la mente de todos.

¡Felices Fiestas! ¡Prospero año 2013! 

Anuncios

Marketing de Navidad

Llega la Navidad, momentos de compartir, de felicidad, de alegría,  conversaciones alrededor de una buena comida,  de solidaridad, de ilusión para los niños y de gastos para los grandes.

En éstas fechas, aún con una fuerte crisis económica, las personas intentan colaborar en maratones de recaudación solidarios, en compras navideñas y en hacer regalos a sus prójimos. Por eso, las empresas invierten y ven en éstos días, una fuente de ingresos.  Exprimen el marketing de la mejor manera que creen y la usan en los medios en que les saldrá más rentable.

Así aparecen los típicos spots de Navidad, los que todo el mundo espera, los ya tradicionales de Coca Cola, el del cava Freixenet  o el de la lotería de Navidad en España  que se ven por la TV y por Internet, y los spots que en un momento dado pasan a ser parte del uso diario como el de los turrones El Almendro “…Vuelve a casa por Navidad” .

Internet por su parte, es el sector que más incrementa cada año su uso para felicitar la Navidad o que alguna empresa se posicione intentado conseguir la viralización de su vídeo.

En algunos casos, la videofelicitación de Navidad es contraproducente y se crea un factor inverso a su objetivo inicial debido al contenido, el personaje y en la forma de comunicarlo. Un caso reciente es el del vídeo de Sergio Ramos deseando la Navidad con un pésimo inglés.

Por su parte, los personajes de la navidad, no están exentos de ser usados en publicidad y marketing. Los más populares son Santa Claus y los Reyes Magos, debido a su gran uso en las campañas publicitarias.

Cuando hablamos de marketing  en los personajes de Navidad, a mucha gente le viene en mente la leyenda urbana de Santa Claus y la Coca Cola. Cuentan que anteriormente Noel era de color verde y que debido a una campaña publicitaria de la cola en el 1931 se transformó sus colores en rojo y blanco igual que los de la marca de refresco. No es del todo cierto, ya que anteriormente aparecieron descripciones e ilustraciones dónde se usaba el rojo en la vestimenta. Y no es de extrañar,  ya que el rojo y blanco son colores muy utilizados en la vestimenta religiosa. Aún así, se tiene que reconocer que la campaña inicial de Coca Cola y las posteriores sirvieron  para posicionar y popularizar el personaje con la ahora ya la clásica vestimenta.  No menos importante en la popularización de Santa Claus es debido al uso del personaje en las películas de Hollywood, ya que en los Estados Unidos no celebran la tradición de los Reyes Magos.

Por su parte, en Europa, aparecen otros personajes cada vez más usados y queridos. Un claro ejemplo lo tenemos en Catalunya, en dónde en vez de recibir a Santa Claus reciben unos días antes al Tió. Éste es un tronco decorado con cara, patitas y la “barretina” (el sombrero típico catalán) y se lo tapa con una manta. Cada día de lo alimenta con turrón, fruta, galletas… y en la noche del 24 de diciembre los niños le cantan la canción de Caga Tió mientras lo golpean (ániman) pegándole con palos y luego el Tió les caga (les trae) los regalos.

A parte, también tiene una figura muy popular para el Belén, el Caganer. Es un personaje que está haciendo sus necesidades (del 2/defecar/ popo). Históricamente representa el campesino con la vestimenta típica de Catalunya, pero se ha hecho tan famoso en los últimos años que se pueden encontrar representaciones de famosos, personajes de TV o futbolistas.

Así pues, podemos ver que la Navidad no está exenta de publicidad ni de  mercadotecnia, sino al contrario, muchas marcas y empresas aprovechan ésta festividad para adoptar sus  valores.